Cambiar hipoteca de banco. Ahora que los tipos de interés están tan bajos

Las hipotecas actuales están más baratas que nunca. Los tipos de interés están por los suelos prácticamente. Dado que es probable que los tipos de interés aumenten en un futuro próximo tendría sentido refinanciar ahora la hipoteca subrogándose a otra entidad, ya sea banco o caja de ahorros. Además podemos ver ofertas muy interesantes mediante las cuales las entidades se hacen cargo del coste de subrogación.

El factor clave para decidir si tenemos que refinanciar la hipoteca es el diferencial que actualmente tenemos acordado con la entidad. Si bien puede ser beneficioso para la mayoría de las personas refinanciar sus hipotecas cuanto antes, no interesa a todos debido como hemos dicho al diferencial que tengamos aplicado.

En el supuesto de que tengamos un diferencial alto y nos interese cambiar la hipoteca de entidad debemos tener en cuenta que la subrogación tiene un coste; notario, comisión de apertura, comisión de subrogación, … En total puede suponer un gasto de más de 3.000 €. Por suerte, en estos momentos hay muchas entidades bancarias que se hacen cargo de esos gastos y el cambio no supone gasto alguno, salvo quizá el notario y algún otro gasto mínimo.

Si tenemos problemas económicos y estamos pensando en contratar algún tipo de crédito o préstamo para salvar la situación quizá sea el momento de replantearse la posibilidad de cambiar de hipoteca y pasarnos a otra entidad bancaria. Si la hipoteca de la vivienda es de hace unos cuantos años y tenemos pagado más de un 35% de la misma es muy probable que la nueva tasación sea más elevada que cuando la hicimos la última vez y así poder pedir al banco una cantidad mayor para poder hacer frente a la nueva hipoteca y a solventar si cabe los problemas económicos por los que estemos pasando.

Depende también en gran medida de las tendencias de mercado inmobiliario en su zona. Algunas áreas pueden haber experimentado un aumento en los valores de la propiedad, mientras que otros pueden haber tenido una disminución en el valor.

Dependiendo de las circunstancias, aunque las hipotecas estén más baratas, puede tener sentido o no refinanciar la hipoteca. La cantidad que adeude de su hipoteca actual y los problemas económicos por los que esté pasando serán un factor determinantes en la refinanciación.

Deja un comentario